El Trastorno por Déficit de Atención Docente; TDAD

Me acabo de inventar un nuevo trastorno, el TDAD; Trastorno por déficit de atención Docente.

Siendo consciente de la dificultad que conlleva compartir él aula con más de 25 alumn@s, tenemos como reto el intentar llegar a cada uno de ellos.
Es lo que en educación llamamos atención a la diversidad.
Podemos buscar excusas, que las hay, y seguir como si nada en nuestra labor, pero me gustaría compartir algunos detalles que pongo en práctica en clase.

Algunas y algunos docentes, cada vez menos, se escudan en el tiempo y el número de estudiantes para centrar su trabajo exclusivamente en la transmisión de su conocimiento. Quizás todavía no se han percatado de que el objetivo no es tanto transmitir el conocimiento como generarlo.

Y es cierto que aunque seamos capaces de hacer que nuestros alumnos comprendan, el aprendizaje es intrapersonal, y depende de ellos que se transforme en conocimiento.
Para conseguirlo, una de las claves es la conexión profesor-alumno unida a la emoción compartida.

Tenemos que conseguir que se sientan protagonistas de su aprendizaje, pero también protagonistas en su grupo clase.

L@s docentes que padecen este transtorno, aumentan inconscientemente la distancia emocional con sus estudiantes.
Las alumnas y los alumnos perciben tu preocupación por ellos, tu cariño, tu estado de ánimo.

Cuando un alumno siente que te preocupas y que quieres lo mejor de y para él, su actitud hacia el aprendizaje cambia, y activamos su emoción. 
Cuando te ven como un ser humano, como una persona con sus días buenos y malos, se humaniza el proceso.

En mi caso, me gusta compartir con ellos cómo me siento. Y si tengo un día malo, les anticipo mis posibles acciones equivocadas, para que si me “pasa”, me digan; “Gorka, tranquilo” o “Se nota que estás menos paciente”.
Así mismo, disfrutar de los momentos en los que me equivoco, para que vean que es algo estupendo y que aporta mucho en nuestro trabajo.
Compartir con ellas y ellos, que mi misión es ayudarles y acompañarles, y que, por ejemplo, los exámenes son pruebas tanto para ellos como para mí, y así poder pensar cómo mejorar su proceso de aprendizaje.

También, como terapia, me gusta ser consciente de haber dedicado un ratito a cada uno. Mi pequeño objetivo se basa en hablar con todos y cada uno de ellos en algún momento del día. Incluso con alguno con el que he podido tener algún momento de "saturación", ser capaz de convertirme en actor para que no se me note ese "pseudoRencor" adquirido.

A todo ello, le añado un pequeño “radar” personal que detecta cuando a alguna o a alguno le veo triste, desanimado. Y mi pregunta, a riesgo de ser pesado, es “¿Estás bien?”. 

Para terminar, no puedo evitar introducir el humor en el aula, donde mis chistes, según ellos muy malos, facilitan esos cambios de ritmo en clase.

Son pequeños detalles, pero os aseguro que favorecen la confianza con tus chic@s, y estoy seguro de que repercute en su aprendizaje. 
Y además de un clima emocional muy positivo en el aula, te genera una satisfacción personal emocionante. 

Si crees que puedes tener TDAD, ya sabes; comparte tus emociones, habla con cada uno de tus alumnos cada día, preocúpate en detectar su estado de ánimo, e introduce el humor en tu aula.

Los contenidos y las metodologías están para complementar nuestra labor como personas humanas.

8 comentarios:

Magdalena Pastor Noguera dijo...

Sabias palabras. Totalmente de acuerdo.

Gorkaprofe dijo...

Gracias Magdalena maja! Un abrazo ;-)

jmorsa dijo...

Genial profe. Sólo una observación; mejor preguntas abiertas que cerradas, está bien como primer paso eso de "¿estás bien?" pero nos arriesgamos a que nos contesten si o no, sin más allá. Sé que en clase tenemos el tiempo que tenemos pero yo a veces uso ¿cómo te sientes? ¿cómo va el día? que también corremos el riego de que la respuesta sea un "bien", pero parece que con este tipo de preguntas como que damos lugar a hablar si es que lo necesita ¿no? En fin, no sé, pero yo con adolescentes, que es con lo que más he trabajado es lo que me funciona. Un abrazo crack

Gorkaprofe dijo...

Buenas Juan!! Gracias por leer y pasarte por aquí.
Uso esa pregunta dentro de la detección. No te imaginas lo pesado que puedo llegar a ser jeje. Ya luego si detecto que sigue en ese estado, le dedico tiempo de forma más personal claro.
Esa pregunta de "Estás bien" suelo hacerla en grupo grande.

Un abrazote!!

Unknown dijo...

Si se me permite ser quisquillosos, Gorka eres de los mios: "si lo que dices esta bien ya lo sabia", lo digo en referencia a tu respuesta a Juan. He visto gente que con mucha generosidad se comen ese ya lo sabia o claro que lo hago para favorecer el diálogo y potenciar el acierto, que no deja de tenerlo, de la intervención. Yo intentaré comerme mis ya lo sabia y para conseguirlo he escrito este comentario.

Gorkaprofe dijo...

Hola desconocido! No entiendo muy bien qué quieres transmitir... Mi respuesta a Juan explica mi dinámica, cuyo objetivo, al ser delante de todo el grupo clase, es un poco distinto a lo que propone Juan.

Gracias de todas formas por leer
Saludos

Angel Gozalo Mandrión dijo...

Cuánta razón!! Gran mensaje para todos.
Un abrazo

Gorkaprofe dijo...

Un abrazo Ángel majo! Gracias por pasar

Publicar un comentario

 
;